Alimentación Saludable

abril 14, 2020

Alimentación Saludable

Compartiendo visión profesional sobre la alimentación saludable, Magister en Nutrición y Alimentos, Mención Nutrición Humana, INTA - Universidad de Chile, Sandra Soto nos cuenta:

 

  • Una alimentación saludable es aquella adecuada y balanceada, capaz de proporcionar los nutrientes (proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y agua), así como la energía suficiente que cada persona requiere para crecer, desarrollarse y estar sano. Se caracteriza por ser variada y equilibrada, incluyendo una amplia gama de alimentos en las cantidades adecuadas para cada individuo, por lo tanto es única para cada persona.

 

 

  • La dieta mediterránea constituye uno de los patrones dietarios más saludables del mundo, asociándose a menor mortalidad por mortalidad general y coronaria, así como mayor expectativa de vida. Las principales características de esta dieta incluyen: 1. Baja ingesta de grasas saturadas; 2. Alto consumo de grasas monoinsaturadas, principalmente del aceite de oliva extra virgen; 3. Adecuado balance entre ácidos grasos poliinsaturados omega 6 y omega 3, gracias al alto consumo de pescado y semillas; 4. Bajo consumo de carnes rojas; 5. Alta ingesta de antioxidantes presentes en frutas, verduras y el aceite de oliva extra virgen; 6. Alto consumo de fibra; 7. Consumo de productos lácteos fermentados como fuente diaria de probióticos, entre otros. (https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872017000100012&lng=es&nrm=iso).

 

 

  • Por otro lado, varias son las personas, especialmente en redes sociales que recomiendan como dietas saludables la restricción de alimentos que naturalmente presentan por ejemplo gluten, lo cual sin prescripción médica o nutricional por parte del equipo médico (médicos y nutricionistas) no constituye una alimentación saludable. Vale la pena aclarar que una dieta libre de gluten debe ser adoptada por personas intolerantes a esta proteína como en la enfermedad celíaca y es de por vida; sin embargo ha sido adoptada por personas especialmente jóvenes que le entrega un alto valor agregado lo cual exacerba su valor comercial y puede ser incluso un marcador de preocupación insana por el peso corporal y comportamientos. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29929897).

 

  • Un estudio doble ciego, randomizado evaluó la presencia de sintomatología gastrointestinal bajo una dieta con gluten, en sujetos sanos que usualmente no consumen gluten; el estudio incluyó a 28 sujetos de ambos sexos sin intolerancia al gluten y edad promedio de 38 años; los resultados indican que el gluten no causa síntomas en sujetos que no tienen una susceptibilidad fisiológica, como la enfermedad celíaca. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31129127). Otro estudio incluyó a 120 sujetos de ambos sexos divididos en 4 grupos con consumo diario de productos de panadería incluido el pan (grupo 1: libre de gluten; 2: con gluten; 3: granos enteros; 4: control) por un periodo de 6 semanas. Los sujetos fueron además clasificados por el área de grasa visceral desde bajo a alto; los resultados mostraron que los productos libres de gluten y con gluten aumentaron el área de grasa visceral en aquellos sujetos con niveles bajos de la misma al inicio del estudio, mientras que en participantes con altos niveles de área de grasa visceral el consumo de alimentos con granos enteros (en otras palabras mayor cantidad de fibra, que promueve un tránsito intestinal adecuado y es alimento para la microbiota intestinal) disminuyó el área de grasa visceral. (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30525325).

 

  • En definitiva, en base a la evidencia se puede concluir que cuando no exista una razón médica para retirar un alimento o componente alimentario en su totalidad esa dieta no se puede considerar saludable y no trae consigo beneficios significativos sobre la salud.

 

 

El estilo de vida actual ha hecho que se generen muchos desajustes en la dieta, lo que conduce a que muchas personas no lleven una dieta saludable y por ende no ingieran todos los nutrientes o las cantidades adecuadas de los mismos. Los alimentos funcionales en conjunto con una dieta equilibrada son el complemento ideal para la vida moderna.

 

Un alimentos funcional es aquel que ha sido construido con una meta especial, generalmente contiene un ingrediente que provee beneficios para la salud o disminuye el riesgo de enfermedades, más allá de los efectos nutricionales habituales.

 

Bifidice es un alimento funcional y constituye una pieza clave en una dieta sana, variada y equilibrada porque aumenta la absorción de nutrientes al restaurar la microbiota intestinal. Puede ser consumido por cualquier persona y es altamente recomendado para aquellos grupos con necesidades nutricionales especiales como embarazadas, niños, personas con intolerancias a determinados alimentos, personas con riesgos de enfermedades gastrointestinales y adultos mayores.

 

Prueba nuestro Programa de Tratamiento de 60 días, más información AQUÍ


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete